¿Quien?

Inge Stevens

Propietario

¿Dónde?

Kieldrecht, Bélgica

Sobre la granja

  • Granja cerrada con sistema de tres semanas
  • 300 cercas en instalaciones de grupo
  • 2250 cerdos en engorde
  • 70 hectáreas de tierra cultivable
  • Produce y mezcla su propio pienso

Soluciones de Nedap

Nedap SowSense
Electronic Sow Feeding
Farrowing Feeding

Resultados

Del 10 al 5 %
de mortalidad en el chiquero de parto
27.5 › 30
lechones nacidos vivos por cerda y año
2 días antes
Se insemina a las cerdas

El 50 % de descenso en la mortalidad mejora el beneficio de explotación y el bienestar de los animales

Las cerdas de la granja cerrada de Inge Stevens y de su marido Eddy van Raemdonck se instalan en grupos desde 1987. Alimentan a las cerdas preñadas individualmente utilizando el sistema de alimentación electrónica de cerdas de Nedap. Antes, preocupaba mucho no poder alimentar a las cerdas exactamente como necesitaban en el chiquero de parto. En 2017, lo modificaron.

En realidad no lo hicieron a propósito. Pero cuando Inge y Eddy encontraron un sistema de alimentación automática para chiqueros de parto en una feria comercial, se convencieron rápidamente: La alimentación para parideras de Nedap iba a ofrecer muchas ventajas en términos de beneficios y comodidad. La granja de cerdos, dirigida principalmente por Inge y el empleado a tiempo completo Mieke, utiliza un sistema de tres semanas y grupos estáticos. Inge explica esta decisión: «Hay siete grupos fijos de unas cuarenta y cinco cercas cada uno. Tenemos dos unidades de parto y los cinco grupos restantes se mantienen en establos de cría y gestación. Las lechonas jóvenes se familiarizaron con la estación de alimentación en un «grupo de aprendizaje» aparte. Nos planteamos trabajar con un grupo dinámico, pero los grupos fijos ofrecían más estructura y una mejor visión general».

Las cerdas reciben cuatro tipos de alimento

«Nuestros cuatro tipos de alimento tienen forma de harina y se producen en nuestra propia tierra», explica Inge orgullosa. «Utilizar harina en un sistema de alimentación automática es un reto mayor, porque atraviesa el sistema algo más fácilmente que los pélets». Pero Inge lo tiene todo controlado. «Al colocar una bola de acero en los gatos de tornillo, la harina llega al tubo de dosificación con mucha más facilidad». Durante la gestación, se da a las ceras un tipo de pienso de gestación. Cuando las cerdas llegan al chiquero de parto para pasar una semana para parir, Inge cambia a harina de parto. Así, el proceso de parto se pone en marcha rápidamente y las cerdas siguen alimentándose bien. Tras el parto, se les da un pienso de lactosa de más fácil digestión y una vez que se destetan los lechones y las cerdas van al establo de cría, se las alimenta con harina de destete para fomentar el celo.

Inge Stevens, propietario:

«Antes teníamos una tasa de mortalidad del 10 %. Desde que empezamos a utilizar la alimentación para parideras de Nedap, esta cifra ha bajado al 5 %».

Dosificación precisa

Inge tiene dos unidades de parto, cada una de las cuales cuenta con cuarenta y ocho chiqueros de parto. Una de las dos unidades tiene «chiqueros de parto balanceantes». En estos chiqueros, la parrilla que hay por debajo de la cerda se eleva cuando se levanta y retrocede gradualmente cuando vuelve a tumbarse. Como consecuencia, hay menos probabilidades de que los lechones terminen debajo de la madre.

«Sin embargo, la desventaja era que el pienso en esta unidad de parto era más difícil de controlar con los tubos telescópicos», explica la criadora de cerdos. «Esto es porque el comedero nunca está a la misma altura con respecto al gato de tornillo». Con la llegada de la alimentación para parideras de Nedap en las dos unidades de parto, este problema pasó a la historia.

Ventajas para los beneficios y el bienestar de los animales

Su distribuidor habitual de Nedap, Limko, les informó sobre todas las oportunidades que ofrece el sistema y sobre su funcionamiento. La instalación fue como la seda y el sistema de alimentación se instaló en la unidad de parto en un plazo de una semana. Inge ya puede configurar la programación de alimentación perfectamente y asegurarse de que las dosis son exactas. Camina por la unidad con el smartphone y ajusta la programación de alimentación individualmente con un solo toque en la pantalla, si es necesario. «En el chiquero de parto, empiezo por 2,5 kg de pienso al día. Las cerdas entonces empiezan a tener más energía. Justo después del parto, aumento la programación relativamente rápido, a veces hasta 8,5 g al día», afirma orgullosa la empresaria. «Ahora consigo que llegue mucho más pienso a las cerdas, y es más fácil que antes», comenta Inge. «Ahora tenemos un sistema de alimentación automática, alimentamos a las cerdas cuatro veces al día: a las 4:00, a las 9:00, a las 16:00 y a las 23:00. Esto tiene muchas ventajas. Como consecuencia de las sesiones adicionales de alimentación, las cerdas se alimentan más, lo que es beneficioso para la condición de las cerdas y la producción de leche.

Además, las cerdas siguen alimentándose bien en periodos cálidos, porque se las alimenta a horas más frescas del día. Además, tengo la impresión de que la producción de leche durante el día es más consistente. La rutina de los lechones es amamantarse después de que la cerda haya comido. Eso también significa que reciben nutrición adicional, lo que se refleja en pesos más altos al destete». La mayor ventaja para Inge es la reducción en la tasa de mortalidad para el destete. «Antes teníamos una tasa de mortalidad del 10 %. Desde que empezamos a utilizar la alimentación para parideras de Nedap, esta cifra ha bajado al 5 %. Esto supone una ventaja enorme para los beneficios, pero también para el bienestar de los animales».

Al ponerse en celo antes, las camadas son mayores

Como es posible alimentar a las cerdas con más precisión en el chiquero de parto y como la condición de las cerdas ha mejorado al destete, se produjo otra ventaja inesperada. «Cuando destetábamos las cerdas un jueves, solían estar en celo y solíamos inseminarlas de lunes a jueves. Ahora, las cerdas se ponen en celo antes y están más sincronizadas En general, inseminamos a todas las cerdas el lunes y el martes. Para nosotros, esto es mucho más eficiente. Es más, como la condición de las cerdas en el chiquero de salud ha mejorado, el tamaño de la camada también ha aumentado de 27,5 a 30 lechones nacidos vivos por cerda y año», afirma Inge emocionada.

La inversión compensa

Cuando le preguntamos si volvería a elegir la alimentación para parideras de Nedap, Inge no tuvo que pensarlo dos veces: «Lo volvería a comprar sin pensármelo. Es que funciona bien de verdad y el software es fácil de usar. Está claro que una alimentación compensa, porque los animales están en una mejor condición y la tasa de mortalidad del chiquero de parto es más baja».

Soluciones destacadas

Lea más sobre las soluciones Nedap que ayudan a impulsar los resultados de la granja de Inge:

Optimiza las estrategias de alimentación de las cerdas parideras y lactantes

Parte de tu sistema completo de manejo de naves