El aumento de la productividad ayuda a reducir los costes de la mano de obra y a mejorar el rendimiento de los cerdos de acabado.

Es difícil imaginar el funcionamiento de una instalación de acabado en la era actual de márgenes estrechos, sin información en tiempo real sobre el peso y el rendimiento de los cerdos de acabado. Sin embargo, así es como se construían y equipaban los establos típicos antes del desarrollo de la tecnología de automatización.

«Un establo de acabado tradicional de talla única no se presta a las eficiencias que quieren y necesitan los ganaderos de porcino de hoy en día», dice Duane Kleve, director general de Nedap Livestock Management en EE.UU. «Las básculas de clasificación automatizada clasifican los cerdos según su rendimiento y ofrecen a los ganaderos una forma de alimentar a los cerdos en función de su peso. Como resultado, los ganaderos ven maximizada la eficiencia de la alimentación y grupos de cerdos terminados más consistentes.»

De hecho, las investigaciones demuestran que la tecnología de clasificación automatizada de cerdos aumenta los ingresos entre 7.000 y 10.000 dólares (entre 5.933 y 8.476 euros) al año por cada establo de 1.000 cabezas[1].

A continuación, cinco formas con las que te puedes beneficiar de esta tecnología:

1. Reduce las pérdidas por suposición y clasificación, y mejora la planificación de las entregas

Mediante la identificación electrónica individual de los animales, tienes la opción de identificar y controlar cada cerdo individualmente con la tecnología de báscula de clasificación automatizada, incluso en grupos grandes. A través de una conexión de interfaz de programación de aplicaciones (API), los pesos individuales pueden recuperarse en línea.

Las básculas de clasificación automatizadas pesan cada cerdo y lo dirigen a una de las dos zonas de alimentación, donde recibe la dieta más adecuada al peso del cerdo. Puedes personalizar las dietas en función de los datos de crecimiento diario y de los objetivos de tu granja y cumplir mejor las especificaciones del envasador.

clasificación

Cuando un cerdo alcanza el peso de mercado, el sistema lo clasifica automáticamente del grupo dirigiéndolo a una sección de entrega.

La clasificación automática elimina la estimación de pesos y la clasificación manual. En cambio, la recogida continua de datos de crecimiento permite prever con precisión las ganancias diarias, lo que te permite planificar las entregas y el transporte con hasta cuatro semanas de antelación.

«Nuestra pérdida de clasificación ha bajado de 3,20 dólares a 0,14 dólares (2,71 euros a 0,12 euros) por cabeza», dice Roger Cech, un productor de cerdos de Nebraska que se actualizó a la tecnología de báscula de clasificación automatizada en 2019. «Puedes proyectar cargas consistentes y configurar la comercialización mucho mejor con los datos».

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Purdue muestra que cuando se producen errores de precisión en la clasificación, la pérdida por cerdo era de 2,50 a 4,55 dólares (2,12 a 3,86 euros) por cerdo mayor que con una clasificación precisa[2].

2. Ahorrar meses de tiempo, aprovechar mejor la mano de obra

La automatización también ha reducido drásticamente el tiempo que el equipo de Cech dedica a la clasificación, el marcado y la carga de los cerdos de mercado.

«Sin las clasificadoras automáticas, tardábamos una hora en marcar, y luego otra hora y media en clasificar cada carga de 175 cerdos», dice Cech. «Eso acaba siendo unas 15 horas por sala, y tenemos seis salas que vaciar».

Ahora, como los animales se clasifican automáticamente, el equipo de Cech puede cargar en unos 15 minutos, utilizando sólo uno o dos empleados para realizar el trabajo. Para una operación con dos empleados y tres fases de cerdos, eso equivale a 1,5 horas de trabajo por sala.  Además, dice, «los cerdos se cargan con más calma que sin usar los clasificadores».

El ahorro de tiempo equivale a meses de tiempo en toda su mano de obra. Los sistemas automatizados también permiten a Cech aprovechar mejor las habilidades de su equipo, eliminando las tareas repetitivas y permitiendo que el personal se centre en los animales que necesitan su atención.

3. Producir más carne por cada pie de superficie

Las instalaciones de los alojamientos deben utilizarse de forma eficiente para obtener el máximo rendimiento de este activo. La tecnología de báscula de clasificación automatizada puede contribuir a aumentar la eficiencia de los alojamientos ayudándote a producir más carne por pie (metro), lo que te permitirá aprovechar hasta un 99% de la superficie disponible.

4. Alimentar con dietas adecuadas para reducir el coste de los piensos

Es importante aprovechar al máximo tu inversión en alimentación y no sobrealimentar o alimentar de menos a los cerdos. Los sistemas automáticos de clasificación pesan cada cerdo y lo dirigen a una de las dos zonas de alimentación con la dieta más adecuada a su peso real.

5. Obtén datos en tiempo real, 24 horas al día, 7 días a la semana

El acceso a datos precisos de actividad, peso, crecimiento y clasificación recopilados continuamente te permite tomar decisiones más informadas y oportunas sobre la gestión de los cerdos individuales y del grupo.

«Es el momento de tomar el control de tu programa de acabado», dice Kleve. «Puedes dejar de alimentar y comercializar con promedios. En su lugar, invierte en automatización para aumentar la uniformidad de tus grupos de acabado y conseguir que lleguen al mercado a tiempo, siempre.»

Alimentar a los cerdos de acabado individualmente dentro de los grupos

[1] Pork Information Gateway. 2006. Factsheet. Performance Records and Their Use in Genetic Improvement. Accessed Sept. 2, 2020: http://porkgateway.org/resource/performance-records-and-their-use-in-genetic-improvement/

[2] Cheng J, Cabezon F, Schinckel, AP, Que Y. March 2018. Impact of Sorting Errors on Sort Loss and Optimal Market Weight for Market Pigs. Department of Animal Sciences. Purdue University.